Make your own free website on Tripod.com

LA ESCRIBANIA

Home | LA PROSA | EL POEMA | FRASES CELEBRES | CONTACTO | CONSULTA
Mamá

 

han pasado por mi mente tantas cosas,

que al parecer me han convertido en un ser especial, y no me cabe la menor duda

que lo poco o grande que he llegado a ser (y hacer),

es mera consecuencia de tu amor por mi.

 

Solo quiero darte GRACIAS  hoy que no es una fecha especial, hoy que es un simple día mas en el que me siento vivo, en el que siento esta necesidad de decirte lo mucho que agradezco tanto tiempo que se ha quedado en el tiempo, tantos días de lucha , de entrega y de cansancio que nadie mas que yo en su memoria tiene registrado, desde esa lucha en tu vientre en la cual me vi involucrado, de la batalla que libramos para poder estar al fin en tus brazos y poder dormir tranquilo en tu regazo.

 

Tanto tiempo en el que camine tomado de tu mano, siendo esta mi fuente de mayor seguridad, tiempo en que estuviste a mi lado tal vez sin percatarme  que tus ojos nunca me perdían  de vista, que vivían por mi desde el momento en que me hiciste vivir, tiempo en el que reímos tantas veces hasta el borde de las lágrimas, en el cual lloramos juntos ya fuera por que estaba enfermo y me dolía, o bien por que juntos compartíamos una misma tristeza.

 

Caminé y crecí a tu lado tanto tiempo en el que nunca sentí la ausencia de PAPA cuando no estuvo, de alguna manera te las ingeniabas para ser mama, amiga, amigo, maestra, consejera; podías convertirte en payaso, en mago, en cachirulo a la hora de contarme cuentos en la noche, en la mañana eras mama, porrista, entrenador de fútbol y a veces hasta traductor de películas en el cine.

 

Tanto tiempo de tu vida en el que nunca supe agradecerte como te ibas rendida a la cama (a veces sola) al terminar la jornada, nunca supe si necesitaste un abrazo por la noche, si reías o llorabas mientras yo dormía, si tenías miedo a la oscuridad o a los monstruos y fantasmas como yo tenía, ¿quién te quitaba a ti el miedo mamita?,  ¿quién te curaba cuando estabas enferma?, ¿quién pasaba a tu lado noches enteras sin dormir , para quitarte ese resfriado?

¿quién te daba a ti la bendición y el beso de las buenas noches?  ¡¡¡¿quién mama?!!! , siempre fuiste fuerte, nunca tuve la necesidad  de hacerme esas preguntas, jamás te vi flaquear o derrumbarte o necesitar de alguien para salir de algún apuro, lo lograbas sola por tus propios medios, con tus tres pequeños.

 

Nunca es tarde, y eso lo se, y por eso hoy que estas aquí, que sigues aquí junto a mi, quiero decirte que quiero ser como tu, que tu eres mi fe, que mi familia es mi religión, que le pido A QUIEN CORRESPONDA, (para que no suene trillado), que me de la capacidad para poder transmitirles a mis 3 pequeños todo ese amor y entrega que me has dado todo este tiempo que juntos hemos caminado.

 

Hoy entiendo todos esos desvelos, todas tus preocupaciones, las cuales yo creía eran siempre exageradas, amar a un hijo es la razón de amar, de amar la vida, el milagro de la vida que se concibe en un pequeño instante, eso es en si la esencia de la vida, vida que me diste a mi al convertirme en  parte de ti . . . .  .  GRACIAS por el simple hecho de amarme,

 

Que dios te conserve así, siempre radiante de alegría, inquieta ante la vida, le pediría para ti bendiciones, pero en fin, de que te sirven, si tu eres bendita desde el día en que me diste la vida.

 

 

 

YO

TU SANGRE.